Se han dicho muchas tonterías sobre la imagen social del bibliotecario. Más sobre la bibliotecaria. Y sobre todo se han dicho en inglés. Yo voy a decir una cuantas tonterías más, en español, pero sobre todo voy a intentar colgar fotos que reflejan nuestro lado más extraño.

31.7.07

Avance de temporada


Como los grandes modistos, presentamos aquí la ropa que se va a llevar en las bibliotecas el año que viene, para asombro de unas y envidia de otras. Esta pasarela bibliotecaria virtual lo es tanto (tan virtual) que no se limita a la próxima temporada otoño-invierno, ni a la de primavera-verano, sino que plantea una moda bibliotecaria ubícua, atemporal, simbiótica, sincrética y ambigua, con toque elegantes de librarian chic, especial atención a los complementos, y sin descuidar la bisutería, tan necesaria en estos tiempos que corren de falsas apariencias.

Como dice mi colega admirada y nunca bien comprendida Glamourbibliotekaren (The Glamorous Librarian):
Tenkte kanskje denne kunne inspirere litt - en kjolekledd bibliotekar med glamorøst hår og klassisk filmstjernemakeup, lett henslengt oppå stabler av tidsskrifter.


No busquen estas prendas en Zara ni en El Corte Inglés; no miren en los escaparates de las calles peatonales; no recorran los centros comerciales de la periferia de las ciudades: estas prendas no se venden. O al menos yo no las vendo. Me limito a exponer lo que he ido encontrando por ahí...

Como estos zapatos que encontré en el blog de una chica que dice que trabaja en una biblioteca escolar, y que freudianamente se compró... Yo conozco varias bibliotecarias chic capaces de esto y más (en cuestión de zapatos, digo).


O esta camiseta que vendían en no sé qué tienda virtual con el reclamo de "naughty librarian" y "sexy!", aunque a mí me parece de bailarina de can-cán en una película del Oeste que se desarrolle cerca de Tijuana. Pero bueno.

O esta otra que encontré en una revista de cotilleos, con una Victoria Beckham (ex-Spice Girl) disfrazada de Librarian Chic (severa falda diplomática, altos tacones, blusa blanca con chorreras de juez y gafas modelo Torremolinos'77). El de al lado, disfrazado de Starsky (ex de Hutch) creo que huega al fútbol, o algo así.

Nada que ver con la ligereza y espontaneidad de la colección "I fell in love with my librarian" de la firma australiana Limedrop (de venta en todo Australia... ¿o se decía toda Australia?). No sé. Pero allá va otra imagen de la misma colección:

En el mismo ámbito anglosajón pero más en el tono de mis colegas frikitecaris tenemos esta camiseta para echar la bronca al usuario que se retrasa en la devolución (de nada majos):

Subiendo un poco más, al norte y a la derecha, en nuestra búsqueda del centro comercial perfecto, nos encontramos con un pase de modelos de Bibliotecarias Suecas. Las Bibliotecarias Suecas son unas señoras que en los años 60 y 70 del felizmente extinto siglo XX venían a las playas hispánicas a lucir cacha porque en su país hacía mucho frío y tenían que llevar medias tupidas hasta en verano, como demuestran levemente estas fotos, de sus hijas ya:







En cuanto a la bisutería, ya mencionada, hay una marca llamada "Dirty Librarian Chains" que vende piezas con nombres sacados de nuestra jerga pofesional (unbound, tracings, subject, call number, source, abstract...) y cuya creadora -que no es bibliotecaria- llamó así "porque le evocan la inteligencia y la elegancia, el espíritu rebelde con un toque sexy". A las pruebas me remito:







Aunque bueno, para demostrar que no es cierto que no se pueda conseguir en tiendas como Zara un auténtico look Librarian chic, aquí van opiniones de las lectoras, que componen su armario virtual mirando en catálogos virtuales para imaginar looks virtuales de personas reales que no son o no llegaron a ser:



¿Y para nosotros, qué? Como decía aquél famoso anuncio de los 70 de bragas y calzoncillos...

Y para quien ande algo mal de dinero o de tipito, siempre nos quedará la imagen virtual de la bibliotecaria. Y digo bibliotecaria porque allá en el otro mundo, o sea en el Second Life, sé que abundan las bibliotecarias de muy buen ver que son en realidad hombres de pelo en pecho (en su First Life...). Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión, como decía Bastian Baltasar Bux en una novela que en una época de mi vida leía yo todos los veranos en vacaciones, lo que me recuerda que comienzo las mías dentro de media hora de modo que... ¡hala, a disfrutar!




12 comentarios:

  1. esta camiseta para echar la bronca al usuario que se retrasa en la devolución (de nada majos):

    Gracias, odd librarian ;) Pero la verdad es que mucho no impone...eeeeh...uuuh...bueno, impone pero no temor :)
    Por cierto tengo un vestidito muy parecido al de la primera foto, pero en tonos naranjas y amarillos (me he pasado al lado oscuro de los cuadros-mantel...)

    ;)

    ResponderEliminar
  2. uala! lo de la cadena de bisuteria es para flipar XD

    cuanto friki hay suelto por el mundo! Seguro que en el fondo esta mujer si es bibliotecaria jajaja o bien es lo que siempre quiso ser i no pudo JUAJAUAU

    ResponderEliminar
  3. elizabeth2.8.07

    Como mola el look librian chic! Creo que voy a hacer una renovación de armario para la temporada otoño invierno 06-07... Porque mi biblioteca lo vale xD

    ResponderEliminar
  4. BibloteCaro8.8.07

    Que Maravilla de ropa, quisiera yo poder vestir asi, pero hace mucho frio, paresco oso polar

    Saludos de Chile

    ResponderEliminar
  5. Qué entrada tan divertida! Realmente tenemos fama de frikis l@s bibliotecari@s! Sin ir más lejos ayer, en una serie de televisión, apareció una mujer de unos cuarenta y tantos vestida en plan hipioso, un tanto alternativa ella, que por la única frase que dijo pudimos deducir que se trataba de la bibliotecaria, ante lo cual mi marido no pudo más que decir (en plan guasa, por la cuenta que le trae): "no, si ya decia yo que con esas pintas..." Y es que en el fondo nos gusta ser como somos...

    ResponderEliminar
  6. Qué a tiempo su post, Odd Librarian; ahora que empieza la temporada de otoño, cuántas sugerencias nuevas para renovar mi fondo de armario. Lo que mas me ha gustado, los zapatitos verdes de pulserita. Mañana voy corriendo a comprarme unos así.

    ResponderEliminar
  7. Mui sexys las Bibliotecárias!

    Hace tiempo k no hay nuevos posts!!!!!

    Nuno Marçal
    Bibliotecário-Ambulante
    http://opapalagui.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Aunque parece una cadena de esas que horripilan, no he tenido mas remedio que incluirle entre mis nominados al premio:
    http://cigarrales-cigarra.blogspot.com/2007/10/premio-blog-solidario.html

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3.10.07

    No cabe duda....muchas profesiones tienen una imagen definida. Los médicos, bata blanca y pulcritud extrema (a menos que sea carnicero, la traerá con tintes de sangre), los abogados, con traje y corbata de burócratas, los ingenieros y arquitectos, parecen más bien exploradores....y los bibliotecarios????....la indefinición absoluta de imagen....está claro...!!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola! no sale mas el blog?? se mudaron d direccion o algo? gracias! saludos

    ResponderEliminar
  11. muy buenos looks, ya voy Australia a cómprame esa ropa.
    saludos buen blog, soy estudiante de bibliotecologia.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9.4.11

    vaya, vaya si que esta mono ese look, solo falta agregarle un poquito solamente el estilo (muy sutil claro ) sexi.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails